Compartilo

Se ha producido un error en este gadget.

Sumate

Contamos con vos para multiplicar
Si querés aportar tu esfuerzo y sensibilidad para construir una sociedad mejor, no esperes para contactarte. juv.ede.moron@gmail.com /// Tel: 4627-7962 /// Rivadavia 18170, 2º Morón
Loading...

Nosotros

Seguidores

Les dejamos este extracto del libro de Eduardo Galeano, sino tienen ganas de leer todo el capítulo, al menos lean lo que está resaltado y comenten sino les resulta lamentablemente familiar...



La escuela del mundo al revés es la más democrática de las instituciones educativas. No exige examen de admisión, no cobra matrícula y gratuitamente dicta sus cursos a todos y en todas partes, así en la tierra como en el cielo: por algo es hija del sistema que ha conquistado, por primera vez en toda la historia de la humanidad, el poder universal. En la escuela del mundo al revés, el plomo aprende a flotar y el corcho, a hundirse. Las víboras aprenden a volar y las nubes aprenden a arrastrarse por los caminos. El mundo al revés premia al revés: desprecia la honestidad, castiga el trabajo, recompensa la falta de escrúpulos y alimenta el canibalismo. Sus maestros calumnian a la naturaleza: la injusticia, dicen, es ley natural. Milton Friedman, uno de los miembros más prestigiosos del cuerpo docente, habla de "la tasa natural de desempleo". Por ley natural, comprueban Richard Herrnstein y Charles Murray, los negros están en los más bajos peldaños de la escala social. Para explicar el éxito de sus negocios, John D. Rockefeller solía decir que la naturaleza recompensa a los más aptos y castiga a los inútiles; y más de un siglo después, muchos dueños del mundo siguen creyendo que Charles Darwin escribió sus libros para anunciarles la gloria.

¿Supervivencia de los más aptos? La aptitud más útil para abrirse paso y sobrevivir, el killing instinct, el instinto asesino, es virtud humana cuando sirve para que las empresas grandes hagan la digestión de las empresas chicas y para que los países fuertes devoren a los países débiles, pero es prueba de bestialidad cuando cualquier pobre tipo sin trabajo sale a buscar comida con un cuchillo en la mano. Los enfermos de la patología antisocial, locura y peligro que cada pobre contiene, se inspiran en los modelos de buena salud del éxito social. Los delincuentes de morondanga aprenden lo que saben elevando la mirada, desde abajo, hacia las cumbres; estudian el ejemplo de los triunfadores y mal que bien hacen lo que pueden para imitarles los méritos. Pero "los jodidos siempre estarán jodidos", como solía decir don Emilio Azcárraga, que fue amo y señor de la televisión mexicana. Las posibilidades de que un banquero que vacía un banco pueda disfrutar, en paz, del fruto de sus afanes son directamente proporcionales a las posibilidades de que un ladrón que roba un banco vaya a parar a la cárcel o al cementerio.

Cuando un delincuente mata por alguna deuda impaga, la ejecución se llama ajuste de cuentas; y se llama plan de ajuste la ejecución de un país endeudado, cuando la tecnocracia internacional decide liquidarlo. El malevaje financiero secuestra países y los cocina si no pagan el rescate: si se compara, cualquier hampón resulta más inofensivo que Drácula bajo el sol. La economía mundial es la más eficiente expresión del crimen organizado. Los organismos internacionales que controlan la moneda, el comercio y el crédito practican el terrorismo contra los países pobres, y contra los pobres de todos los países, con una frialdad profesional y una impunidad que humillan al mejor de los tirabombas.

El arte de engañar al prójimo, que los estafadores practican cazando incautos por las calles, llega a lo sublime cuando algunos políticos de éxito ejercitan su talento. En los suburbios del mundo, los jefes de Estado venden los saldos y retazos de sus países, a precio de liquidación por fin de temporada, como en los suburbios de las ciudades los delincuentes venden, a precio vil, el botín de sus asaltos.

Los pistoleros que se alquilan para matar realizan, en plan minorista, la misma tarea que cumplen, en gran escala, los generales condecorados por crímenes que se elevan a la categoría de glorias militares. Los asaltantes, al acecho en las esquinas, pegan zarpazos que son la versión artesanal de los golpes de fortuna asestados por los grandes especuladores que desvalijan multitudes por computadora. Los violadores que más ferozmente violan la naturaleza y los derechos humanos, jamás van presos. Ellos tienen las llaves de las cárceles. En el mundo tal cual es, mundo al revés, los países que custodian la paz universal son los que más armas fabrican y los que más armas venden a los demás países; los bancos más prestigiosos son los que más narcodólares lavan y los que más dinero robado guardan; las industrias más exitosas son las que más envenenan el planeta; y la salvación del medio ambiente es el más brillante negocio de las empresas que lo aniquilan. Son dignos de impunidad y felicitación quienes matan la mayor cantidad de gente en el menor tiempo, quienes ganan la mayor cantidad de dinero con el menor trabajo y quienes exterminan la mayor cantidad de naturaleza al menor costo.

Caminar es un peligro y respirar es una hazaña en las grandes ciudades del mundo al revés. Quien no está preso de la necesidad, está preso del miedo: unos no duermen por la ansiedad de tener las cosas que no tienen, y otros no duermen por el pánico de perder las cosas que tienen. El mundo al revés nos entrena para ver al prójimo como una amenaza y no como una promesa, nos reduce a la soledad y nos consuela con drogas químicas y con amigos cibernéticos. Estamos condenados a morirnos de hambre, a morirnos de miedo o a morirnos de aburrimiento, si es que alguna bala perdida no nos abrevia la existencia.

¿Será esta libertad, la libertad de elegir entre esas desdichas amenazadas, nuestra única libertad posible? El mundo al revés nos enseña a padecer la realidad en lugar de cambiarla, a olvidar el pasado en lugar de escucharlo y a aceptar el futuro en lugar de imaginarlo: así practica el crimen, y así lo recomienda. En su escuela, escuela del crimen, son obligatorias las clases de impotencia, amnesia y resignación. Pero está visto que no hay desgracia sin gracia, ni cara que no tenga su contracara, ni desaliento que no busque su aliento. Ni tampoco hay escuela que no encuentre su contraescuela.


Sabbatella se diferencia de oficialismo y oposición (…) El diputado y ex intendente de Morón, Martín Sabbatella, cerró la Asamblea Ordinaria Provincial del Encuentro por la Democracia y la Equidad (EDE). Allí llamó a "seguir construyendo una alternativa de centroizquierda, nacional, popular, democrática, progresista y transformadora". (…) Y tomó distancia del oficialismo y de la oposición: "Es imprescindible subrayar la necesidad de una construcción autónoma que, desde esa autonomía, defienda los pasos positivos dados, le ponga un freno a la derecha que claramente quiere retroceder y condicione, por izquierda, la agenda del Gobierno", le indicó a la militancia que lo escuchaba en el predio de la Asociación de Personal Aeronáutico, en Ituzaingó. (…) Antes, el titular de la CTA, Hugo Yasky, ahondó en los horizontes a los que debe apuntar la centroizquierda nacional. (…) "El compromiso intenso de esta fuerza es por la distribución del ingreso y contra la desigualdad", dijo. (…) En la misma dirección, el viernes, el ex intendente de Morón participó de una charla en el Centro Cultural de la Cooperación junto a Carlos Heller, otro diputado del ala progresista con quien están intentando construir un espacio parlamentario común. Allí ambos debieron responder, entre otras cosas, cómo analizaban la coyuntura política nacional y la correlación de fuerzas entre oficialismo y oposición. (…) "Ésta es una etapa que rompe con la experiencia neoliberal, aunque no nos resulte suficiente. Un proceso que, por un lado, recuperó el sistema jubilatorio para el Estado e implementó la asignación universal por hijo. Pero, por el otro, no produjo una nueva matriz productiva y redistributiva ni tampoco una nueva cultura política", describió Sabbatella. (…) Por su parte, Heller dijo que "acompañamos al Gobierno en aquellas iniciativas que impulsamos desde siempre y estamos críticos con otras que no nos parecen que vayan en la dirección correcta, como el veto a los dos artículos de la ley de reforma política, que perjudica a los partidos nuevos".

Sabbatella apoyó la reasunción de Rivas el PS bonaerense

La reaparición en un acto político del diputado socialista Jorge Rivas reunió en el Hotel Bauen a dirigentes de la centroizquierda que mantienen un apoyo crítico del Gobierno nacional de Cristina Fernández. (…) "Necesitamos un socialismo fuerte, que ayude a profundizar los cambios y que siga trabajando en la convergencia entre nuestra propia tradición socialista y la de la izquierda nacional y popular", manifestó el dirigente, que se reincorporó a la política tras sufrir un golpe en un asalto que lo dejó internado durante meses. El último acto que había encabezado Rivas fue junto a la entonces candidata a presidente Cristina Fernández y a la senadora chilena Isabel Allende hija de Salvador Allende, un encuentro de todo el campo de centroizquierda que se realizó en octubre de 2007. (…) Asimismo, en el acto del sábado estuvieron, por el socialismo bonaerense, el diputado nacional Ariel Basteiro, y el secretario de Relaciones Parlamentarias del gobierno nacional, Oscar González. En tanto, también participaron de la actividad Carlos Heller, Fabio Basteiro, Ricardo Forster, Gustavo López, Gabriel Fuks, Adriana Puiggros, Carlos Girotti, María José Lubertino, Lucrecia Monteagudo, Lía Méndez, Claudio Heredia, Gustavo Cardesa y Nora Cortiñas. También apoyaron la reasunción de Jorge Rivas como secretario general del PS bonaerense Martín Sabbatella, Agustín Rossi, Daniel Filmus, Estela de Carlotto, Hugo Yasky y varios intendentes del conurbano bonaerense. (…) "Sin perder dijo Rivas la plena autonomía política, el socialismo bonaerense acompañará todas aquellas medidas oficiales que signifiquen profundizar el modelo productivo y de inclusión social que encarna el gobierno nacional". (…) En un mensaje que pareció dirigido al resto de la centroizquierda, el diputado dijo: "Ya no podemos engañarnos, por ejemplo, con aquel viejo aserto según el cual ‘cuanto peor, mejor’, es decir que a mayor agudización de contradicciones, mejor caldo de cultivo para revueltas revolucionarias"

“Señora presidenta: quiero aclarar que este bloque no ha participado de ninguna de las negociaciones. Recién en el día de hoy hemos tomado conocimiento de este acuerdo que es producto del proceso de discusión que se viene llevando a cabo desde hace unos días.

Hemos dicho públicamente que no coincidimos con quienes piensan que esta Cámara tiene solo dos partes. Por eso no hemos participado de un “nosotros” del que no nos sentimos parte y con el cual no estamos identificados. Para constituir un “nosotros” hay que discutir una cantidad de cuestiones que tienen que ver con el marco político e ideológico, y así saber para qué se constituye una mayoría, en función de qué ideas, de qué proyectos, de qué ideología, en defensa de qué intereses y para qué.
En ese marco hemos planteado que no nos sentíamos parte de ninguna de esas dos opciones. Por supuesto que creemos que existe un tercer lugar que hay que ensanchar y agrandar, porque tiene la posibilidad de cumplir la misión para la cual fue elegido.
Más allá de estas cosas que, como dije, las hicimos públicas, quiero decir que no nos sentimos representados por ninguno de esos dos sectores que han llegado a un acuerdo esta noche.
Hay un sector que tomó la decisión política de constituir un grupo “A” y, por lo que acabamos de enterarnos, nosotros perteneceríamos al grupo “B”. La verdad es que la decisión de pertenecer a un grupo o a otro la tomamos nosotros y no otros. (Aplausos.)
En ese sentido, ya hemos dicho con absoluta claridad que no pertenecemos ni queremos pertenecer al grupo “A”. (Aplausos.) Ahora, tampoco decidimos ser parte del grupo “B”.
Esta es la forma en la que han planteado esta cuestión. Pero teniendo en cuenta lo que se ha propuesto y a fin de colaborar con la idea de que esta sesión cumpla sus objetivos –es evidente que existe un acuerdo claramente mayoritario-, adelanto que no nos vamos a oponer. Lo hacemos dejando en claro cuál es nuestra posición: no hemos sido parte de esta negociación; no hemos sido parte de ninguna de esas discusiones y claramente no pertenecemos a un “nosotros” que nos imponga alguien. Pertenecemos a un espacio que hemos decidido constituir entre nosotros. Gracias a él la gente nos votó para que hoy estemos aquí sentados.
Por estas razones, reitero que no nos vamos a oponer a la propuesta que se ha formulado”. (Aplausos.)