Compartilo

Se ha producido un error en este gadget.

Sumate

Contamos con vos para multiplicar
Si querés aportar tu esfuerzo y sensibilidad para construir una sociedad mejor, no esperes para contactarte. juv.ede.moron@gmail.com /// Tel: 4627-7962 /// Rivadavia 18170, 2º Morón
Loading...

Nosotros

Seguidores



Participar. Participar es sinónimo de decir, opinar, contestar, debatir. Cuando participas decís lo que vos pensas. Sos sujeto activo. Participando decidís sobre tu propia realidad.
Nosotros definitivamente decidimos participar para mejorar y hacer más digna la vida de muchas personas. Pero sólo se logra de forma conjunta. O sea. Que muchos y muchas más participen.
Sólo participando se puede torcer el rumbo de las cosas.

Recomendá www.juventudedemoron.blogspot.com
Un lugar re para vos


Las políticas de género son una preocupación fundamental de nuestra fuerza. En ese marco hace pocas semanas se realizó un nuevo encuentro de mujeres del EDE, en donde se discutió y reflexionó en torno a esta problemática. A su vez, varias militantes participaron del Encuentro Nacional de Mujeres en la Provincia de Neuquén, donde la concurrencia fue masiva superando las quince mil personas.

Estos espacios son fundamentales para instalar en la agenda pública la cuestión de género. La desigualdad entre hombres y mujeres y el incumplimiento de muchos derechos son moneda corriente y fruto de ideas y costumbres hegemónicas que datan de muchos años. Revertir esto depende de seguir ampliando estos espacios de debate y de seguir generando conciencia para que la igualdad de oportunidades sea una realidad concreta.





Para ser honestos con la verdad, decir que Evo Morales tan solo ganó el referéndum del domingo al igual que los 4 principales prefectos opositores del Oriente boliviano, es simplificar el resultado del referéndum hasta la mentira. Mas exacto es decir que con el 53.7% de la elección presidencial del 2005 y con el 67.4% del referéndum del domingo, Evo Morales encarna el presidente mas legitimo de la democracia boliviana desde el retorno democrático a principios de la década del ’80. Además, y esto es lo mas importante, en los 4 departamentos del Oriente opositor donde triunfaron hace pocos meses las proyectos a favor de la autonomía, Evo Morales hizo una aun mejor elección que en el 2005 (Resultados 2005/2008: Pando 21/52, Beni 17/41, Sta. Cruz 33/38, Tarija 32/50) dejando en claro que, a diferencia de lo impulsado por sus prefectos, muchos bolivianos de oriente comparten sus deseos de una mayor autonomía (deseo legitimo y justo en un estado centralista como es el boliviano), con el deseo de que Evo Morales y el MAS en el gobierno nacional sigan manejando los destinos de la republica de Bolivia.
Ahora bien, ¿hablan de lo mismo los prefectos opositores que sus representados cuando hablan de una mayor autonomía con respecto al poder central? La respuesta es que no, y es que mas allá de razonable lucha por modificar ciertas burocracias centralistas que el estado nacional aun tiene sobre los distintos departamentos bolivianos, es ineludible y necesario dejar en claro que la lucha de los prefectos no pasa por lo anteriormente mencionado, sino que se centra en la administración de los recursos fiscales obtenidos por la nacionalización de los hidrocarburos que se encuentran en los territorios de Santa Cruz y Tarija, los 2 principales departamentos opositores. Paradójicamente, estos nuevos recursos fiscales se obtienen a partir de una medida esencial del gobierno nacional que los prefectos se oponen durante su realización, como fue la nacionalización de los recursos hidrocarburiferos del subsuelo boliviano; es decir, que los prefectos opositores desean disponer de las ganancias que no estaban dispuestos a expropiar de las manos del sector privado, y entendiendo por disponer en negar la participación de toda la nación en las ganancias que se obtienen de la exportación de bienes nacionales como son el gas y el petróleo. No es casualidad entonces, ver que en los programas partidarios de los partidos opositores a Evo Morales, nunca se mencionaba la autonomía como una prioridad a tener en cuenta hasta la llegada de MAS al gobierno, ni se encuentra alguna critica a las políticas neoliberales aplicadas durante mas de 25 años por los distintos gobiernos, ubicando a Bolivia como el país mas pobre de America Latina, después de Haití.
No esta demás mencionar que destino les dio a estas ganancias el gobierno de Evo Morales: por una parte, se creo el bono “Juanito Pinto”, una especie de asignación universal anual por cada hijo en cada familia boliviana para poder solventar su educación y su alimentación; por otra lado, estableció una renta por vejez, incluyendo a todos los ciudadanos de la tercera edad. Es decir, utilizo estos fondos para modificar la realidad de los sectores más postergados. Una agenda inmediata que tiene resolver cualquier proyecto político que tiene vocación socialista.
La autoridad moral de Evo Morales y que intenta impregnar en el MAS, su instrumento político que aglutina movimientos políticos, sociales y sindicales, es otro eje que transformó la realidad política boliviana y causa de la victoria del domingo: Evo considera y lleva a la practica la idea de que en el Estado hay que trabajar el doble y ganar la mitad, demostrar el esfuerzo y la austeridad como valores supremos, y considera que esto es una herramienta que permite discutir cono todos los sectores de la sociedad, tanto la derecha elitista como la izquierda radical, desde un lugar coherente y categórico. Entiende, luego de más de 2 años y medio en el poder, que la transformación desde el estado no es para “apuraditos”, sino para consecuentes. Ante los planteos de la izquierda purista boliviana, que categorizan al gobierno de MAS como mero reformismo, los resultados electorales del domingo también tienen mucho que enseñarles: En Omasuyos, ciudad de Felipe Quispe, líder de la extrema izquierda en Bolivia, el apoyo a Evo rozó el 98%, a pesar de que Quispe milito alternadamente la idea del no y de la abstención durante las semanas anteriores. Al mismo tiempo, los hechos provocados por la COB (Confederación Obrera Boliviana), liderada también por sectores trotskistas, el jueves pasado durante una huelga, que produjeron la muerte de 2 obreros e impidieron el viaje de distintos presidentes latinoamericanos que se movilizaban para expresar su apoyo a Evo Morales en tierra boliviana, provocaron de parte de los trabajadores de la COB el deseo de la remoción de las autoridades de la central, a través de comunicados donde expresaron que dichas autoridades “están siendo mas funcionales a la derecha conservadora cruceña que a los intereses de todos los trabajadores y prefieren priorizar mezquinos intereses que la continuidad del primer gobierno de uno de los nuestros”. Será hora de que las izquierdas bolivianas revisen su accionar, como gesto de autocrítica y acercamiento a un gobierno que tiene mucho para enseñarnos a todos acerca de cómo tiene que ser la izquierda de estos tiempos.
Y por ultimo, y esto es fundamental, la victoria y la ratificación en el gobierno de Evo Morales es también un triunfo contra el racismo, contra el que gobierna en Bolivia y en el mundo entero. Y para cerrar esto aprovechamos unas hermosas palabras de Eduardo Galeano sobre esto: “
Cae la máscara, la cara asoma, y la tormenta arrecia. El único lenguaje digno de fe es el nacido de la necesidad de decir. El más grave defecto de Evo consiste en que la gente le cree, porque trasmite autenticidad hasta cuando hablando castellano, que no es su lengua de origen, comete algún errorcito. Lo acusan de ignorancia los doctores que ejercen la maestría de ser ecos de voces ajenas. Los vendedores de promesas lo acusan de demagogia. Lo acusan de caudillismo los que en América impusieron un Dios único, un rey único y una verdad única. Y tiemblan de pánico los asesinos de indios, temerosos de que sus víctimas sean como ellos.
Las puebladas de estos últimos años fueron acribilladas a balazos, pero evitaron que el gas se evaporara en manos ajenas, desprivatizaron el agua en Cochabamba y La Paz, voltearon gobiernos gobernados desde afuera, y dijeron no al impuesto al salario y a otros sabias órdenes del Fondo Monetario Internacional. Desde el punto de vista de los medios civilizados de comunicación, esas explosiones de dignidad popular fueron actos de barbarie. Mil veces lo he visto, leído, escuchado: Bolivia es un país incomprensible, ingobernable, intratable, inviable. Los periodistas que lo dicen y lo repiten se equivocan de in: deberían confesar que Bolivia es, para ellos, un país invisible. Nada tiene de raro. Esa ceguera no es solamente una mala costumbre de extranjeros arrogantes. Bolivia nació ciega de sí, porque el racismo echa telarañas en los ojos, y por cierto que no faltan los bolivianos que prefieren verse con los ojos que los desprecian.
Pero por algo será que la bandera indígena de los Andes rinde homenaje a la diversidad del mundo. Según la tradición, es una bandera nacida del encuentro del arco iris hembra con el arco iris macho. Y este arco iris de la tierra, que en lengua nativa se llama tejido de la sangre que flamea, tiene más colores que el arco iris del cielo”.


CC. Creando Compromiso... Comunicando con Creatividad.


Durante las últimas semanas se ha entregado una carta de Martín Sabbatella en distintos lugares de la Provincia de Buenos Aires y de Capital Federal. Es una acción más que se enmarca en la construcción de nuestra fuerza política.
Como Juventud del Partido, vamos a seguir interpelando y dialogando con más jóvenes de distintos lugares para que puedan conocer y seguir sumándose al EDE. Sostenemos que la construcción de una alternativa amplia, inclusiva y democrática no puede prescindir del aporte de los jóvenes.