Compartilo

Se ha producido un error en este gadget.

Sumate

Contamos con vos para multiplicar
Si querés aportar tu esfuerzo y sensibilidad para construir una sociedad mejor, no esperes para contactarte. juv.ede.moron@gmail.com /// Tel: 4627-7962 /// Rivadavia 18170, 2º Morón
Loading...

Nosotros

Seguidores

Realizada el sábado 6 de febrero de 2010, en el programa radial El Defensor del Pueblo, por FM 93.9. La entrevista fue realizada por el locutor del programa radial de la Defensoría del Pueblo de Morón, Gabriel Gak, junto con el Defensor del Pueblo de Morón, Abraham Leonardo Gak.



Locutor: Nos encontramos con Lucas Hernán Ghi (nacido en Morón, Buenos Aires, el 11 de abril de 1980). Es vecino de la ciudad de El Palomar, licenciado en Ciencias Políticas, egresado de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires, y periodista. Fue docente de la Escuela Media de Adultos Nº 18. Allí junto a otros docentes, alumnos e instituciones de la zona promovió activamente la instalación de una radio comunitaria que difundiera y atendiera las inquietudes de los vecinos y vecinas de la zona.
Acompañó a Martín Sabbatella desde 1998. Fue secretario de la Juventud del partido Nuevo Morón y preside la Mesa de Conducción de la fuerza. Fue concejal y secretario de Bloque de Nuevo Morón en el Concejo Deliberante. En el ámbito comunal, estuvo al frente de la Unidad de Gestión Comunitaria Nº 3 de El Palomar, donde desarrolló tareas de vinculación institucional entre el Municipio de Morón y los vecinos.
También fue coordinador de Relaciones Internacionales. Además fue director de Compras y Contrataciones del Municipio y estuvo al frente de la Dirección Unidad Intendente. Asimismo, se desempeñó como secretario de Gobierno de Morón y el 10 de diciembre de 2009 asumió como intendente municipal, tras suceder en el cargo a su amigo Martín Sabbatella.
Gak: Buen día, gracias por venir. La verdad que cuando lee tu currículum dice ‘no es posible’. Estás por cumplir 30 años y tenés una larga vida.
Ghi: En el marco de la experiencia de gobierno, más que nada. Salvo esos dos o tres años de militancia en lo que por ese entonces era el Frente Grande en Morón, ya después en el ’99 Martín (Sabbatella) forma los equipos de gobierno, y a mí y a otros compañeros y compañeras nos invita a sumarnos a esa aventura, y aquí estamos. Ese derrotero que describían recién nos conduce hasta acá.
Gak: Muy bien. Luego vamos a hablar de lo que pensás como gobierno, a realizar. En este primer bloque antes del corte queremos hacerte algunas preguntas casi personales. Una de ellas es ¿cómo te sentís frente a continuar la tarea de un intendente, como fue Martín, que tuvo una presencia política y pública tan fuerte? De modo que esto es un desafío adicional. ¿Te genera nerviosidad?
Ghi: Tengo que confesarlo: sí. Siempre nos reímos con Martín, porque yo le digo que me deja una pesada herencia, pero en términos inversos de lo habitual. Porque el legado, y la relación que se ha construido, y personalmente la que él ha construido con la comunidad de Morón y fundamentalmente con la comunidad toda. Porque su liderazgo ha trascendido también las fronteras de Morón y se ha constituido en una voz que es audible ya en la provincia de Buenos Aires y creo que…
Gak: En el país.
Ghi: … en el país todo, claro. Y creo que para mí es un desafío muy grande, con el que me comprometo con mucho entusiasmo, con vocación, con trabajo y fundamentalmente es un desafío colectivo, porque me parece que en esta etapa a lo que tenemos que fortalecer son los ámbitos colectivos. Hay un equipo de trabajo que viene acompañando este proceso desde los inicios, que ha logrado sortear situaciones extremadamente difíciles, que vivió el Municipio y que vivió el país. Y yo digo que ese es uno de los pilares sobre los cuales tiene que asentarse esta etapa: la fortaleza y las capacidades del equipo. Y otro de los pilares que para mí es insoslayable también tiene que ver con el programa: un equipo debe saber para qué está. Cuáles son las líneas directrices o el horizonte a perseguir en el corto, el mediano y el largo plazo. Y nosotros no nos vamos a cansar de decir que nuestro plan de desarrollo estratégico tiene objetivos a mañana, a un año y a 20 años, y tenemos que llevarlo adelante. Permanentemente con diálogo franco y abierto con la comunidad, con actualizaciones periódicas, pero sobre esas dos variantes. Sobre estos dos pilares nosotros tenemos que afrontar este desafío, en esta etapa, de darle profundidad al proceso que inició Martín, sobre un equipo de gobierno consolidado y un programa de gobierno claro.
Gak: Bueno, este es un cambio importante, incluso la concepción política que deja el liderazgo individual, por trasladarlo al grupo de trabajo, al equipo de trabajo. En una palabra, una organización que sobrevive y el programa que sobrevive a la presencia individual. De todos modos acá hay una característica en Morón, y lo digo porque tengo una edad suficiente como para notar la diferencia. Creo que la Presidenta, en un actó acá en Morón, lo remarcó. Yo veo al presidente del HCD, a algunos concejales, son muy jóvenes, y a mí me parece que es un dato no menor, que hace que realmente las acciones sean jóvenes, los programas sean jóvenes, y los ideales se puedan mirar a muy largo plazo. Porque claramente es notable no solamente a nivel político de primera línea. Yo creo que esto también se nota en las distintas direcciones o en los distintos organismos del Municipio, y no es un dato menor.
Ghi: Yo coincido. En términos generales, un equipo, una organización con muchos cuadros jóvenes. Pero también una de las virtudes que ha logrado construir Martín tiene que ver con los equilibrios. Porque también se puede ser joven y tener una mirada o concepciones o prácticas que rápidamente pasan a engrosar la fila de lo viejo. O al contrario, tener una determinada edad, una trayectoria, un camino recorrido como es tu caso y no perder el espíritu, y no perder la mirada crítica, no perder la capacidad creativa, no perder las ganas de seguir construyendo una sociedad distinta. En ese sentido me parece que hemos encontrado un equilibrio interesante pero no deja de ser curioso que, en mi caso, presido el gobierno con 29 años, casi treinta. Y Juan Le Bas, como presidente del Concejo también, con 32, 33 años.
Gak: Además, hay concejales. Una que yo he visto tiene…
Ghi: 25. Belén Paolucci. Bueno, ese es un hito que dejó asentado Martín, él empezó esta aventura con 29 años.
Gak: Continuando con esta cuestión. ¿En qué se ha trastornado la vida familiar? ¿Cuántos chicos tenés?
Ghi: Ninguno. Yo convivo con mi compañera, Cecilia Bermúdez, hace cuatro años. Ella también es militante.
Gak: Creo que en los matrimonios, para sobrevivir, eso es una ventaja fundamental.
Ghi: Sí, es importante. La verdad es que la rutina tiene estas exigencias de no tener horarios fijos, muchas horas de trabajo, como todo el mundo, pero los fines de semana también aparecen cargados de cosas. La verdad es que mi compañera Cecilia esto lo entiende y al contrario, me alienta para hacerlo, porque sabe de la etapa en la que estamos y la responsabilidad que tenemos. Pero, claro, esto tiene una exigencia distinta. Chicos no tenemos, estamos en pareja hace 4 años, estamos muy bien y con ganas de seguir compartiendo la vida juntos.
Gak: No se diría que te “soporta”.
Ghi: tendría que preguntárselo a ella. Pero entiendo que no, por el trato que me da, parecería que no.
Locutor: la vamos a invitar para otra oportunidad.
Gak: ¿Tus padres?
Ghi: Mario José es mi papá, y Evita Luisa Catalina mi madre. Ambos viven en Palomar, justo enfrente de casa. Hace 40 años que se mudaron los dos son del interior, de la Provincia de Córdoba y vinieron promediando los ’60 por razones laborales mi padre viene a Buenos Aires y se instala en Morón, El Palomar. Había comprado un terreno a poco de estar en El Palomar, que había utilizado como una suerte de obrador, y hace unos 6 o 7 años me lo cede a mí, me lo dona, y bueno, cuando empieza a madurar la relación con Cecilia pensamos seriamente en construir nuestra casa ahí. Así que fuimos a un banco, sacamos un crédito, lo estamos pagando y tenemos los cimientos de nuestra casita. Estamos muy contentos. Muy agradecido de poder acceder a ese crédito, porque sabíamos lo difícil que era. Se trató de una línea de crédito para inquilinos, en ese entonces estábamos alquilando un monoambiente en Morón, y sacamos un crédito en el Banco Nación, y estamos viviendo ahí, muy felices.
Gak: ¿No sos habitué en la compra de dólares?
Ghi: No, lo pueden ver en mi declaración jurada, en la página o a través de la oficina de Acceso a la Información. No, no tengo.
Gak: esto es una buena señal. Primero, la transparencia. Los que estamos en la obligación pública tenemos la obligación de transparentar más allá inclusive de lo requerido legalmente. A veces hay que separar lo que “no está en la ley y por lo tanto no es ilícito”. Basta de eso, yo creo que hay que mostrar una forma de vida que es la común, con la que uno convive.
Locutor: Hay un dicho que señala que “no sólo hay que serlo, sino también parecerlo”.
Ghi: Si, quien tiene un compromiso por lo público tiene que asumir esta absoluta austeridad, ser muy medido, cuidar las formas, pero además, sintiéndolo, no por una mera cuestión de obligación.
Gak: Y con respecto a la herencia que vos señalabas como positiva, pesada por lo positiva, ¿cómo pensás vos que te distinguirías, en qué te diferenciarías? Porque no sos Martín.
Ghi: No, primero Martín es mi jefe, mi referente, la persona más allá de los espacios colectivos, la persona que expresa políticamente a esta organización. Y además, somos en tanto condición de Intendente, productos de procesos distintos, por lo cual vamos a tener invariablemente características distintas, pero la verdad que queremos por un lado garantizar continuidad, pero también ir generando las pautas de cierto cambio. Porque somos los mismos y vamos cambiando. Es uno de los lemas que tenemos cuando nos reunimos con los equipos de gobierno. Porque este tiene que ser un proyecto que permanentemente busque romper la cultura instalada, generar nuevos patrones, instalar debates enriquecedores, políticas públicas que permanentemente alienten el ejercicio de la ciudadanía, y en ese sentido es esta tensión entre cambio y continuidad, que iremos viendo de qué manera lo llevaremos adelante en estos meses. Porque no tiene que ser todo idéntico, ni yo voy a hacer las mismas cosas que hacía Martín, porque me parece que la comunidad no lo demanda ni lo merece, porque me parece que va a salir mal. Y para una versión desmejorada de Martín, que venga Martín.
Y me parece que la comunidad lo que merece, fundamentalmente, son las capacidades colectivas, hay un desafío de un equipo de gobierno. Así lo concebimos y entendemos nosotros. Pero también empezar a practicar cosas nuevas. Llevar adelante alternativas novedosas, y ponerlas a consideración de la ciudadanía y ver qué suerte tiene.
Gak: antes de ir al corte, te haría una sola pregunta. ¿Por qué no tiene una radio el Municipio?
Ghi: Quizás tengamos una respuesta concreta en estos tiempos, porque estamos empezando a evaluar con seriedad tener un espacio. En el marco de la nueva de ley de servicios audiovisuales.
Gak: Es muy importante, sobre todo en este momento, en que la presión mediática es tan grande. Para contrarrestarla, y que aparezcan otras voces, hay que diversificar la oferta.

CORTE
Locutor: Comenzamos con la parte de la entrevista que tiene que ver con la gestión. La primera pregunta tiene que ver con Obra Pública, que es un tema muy relevante y muy preciado para todo intendente. ¿Cuáles son los proyectos que piensan encarar y cuáles continúan de la gestión de Martín Sabbatella?
Ghi: Esto está taxativamente expresado en nuestro proyecto de ordenanza del presupuesto, que convalidó el Concejo Deliberante. Este es el plan de acción de este año, que tiene algunos ejes salientes. El hospital, la puesta en marcha de re funcionalización edilicia y operativa del hospital es una de las actividades centrales de este año. Una iniciativa que estamos llevando delante de manera articulada con el estado nacional, que implica una inversión superior a 190 millones de pesos. Su ejecución va a demandar no menos de tres años o cuatro. Porque pensábamos en el modelo constructivo, llevarlo delante de forma tal que resintiera lo menos posible el funcionamiento del hospital. Porque sabemos el impacto que tiene para muchísimas familias: recibió más de 600 mil consultas durante el año pasado. La mitad de la consulta es de distritos vecinos, así que debe permanecer abierta la guardia y la mayoría de los servicios. Hablé con el Secretario de Obras Públicas esta semana y me garantizó que en el primer trimestre la obra empezaba, la empresa ya cobró parte del anticipo financiero, que era otro de los aspectos que estábamos trabajando para que la obra comience. Y ese es uno de los puntos centrales. Otro no menor tiene que ver con la puesta en marcha de un proyecto que para Martín era muy importante y obviamente para nosotros también, que es la puesta en marcha de la Ventanilla única. A partir de ahora, de marzo, se trata de un paradigma absolutamente distinto en materia de promoción de la promoción de la actividad económica, industrial de nuestra ciudad, hasta ahora el estado era un mero agente regulador de la actividad económica. Nosotros queremos ir por una instancia superadora de eso, que además de ser un regulador se constituya en un verdadero promotor de la actividad económica en la vida de una ciudad y para eso, empezamos por refuncionalizar todo lo que tiene que ver con los circuitos administrativos para la habilitación de comercios, industrias y demás.
Locutor: Simplificarle, a aquella persona que tiene interés en invertir, o generar trabajo.
Gak: Antes de irnos del tema salud, quiero que el vecino esté enterado porque es un dato fundamental, este sistema de la guardia domiciliaria.
Ghi: El SAMDA, Sistema de Atención Médica Domiciliaria de Adultos. Nosotros tenemos el SAME y el SAMPI, el infantil, pero estamos trabajando para la puesta en marcha de este dispositivo también, que tiene que ver con la posibilidad de llamar al mismo número con el que se opera el SAME o el SAMPI, de 18 a 8 de la mañana del día siguiente, donde un radiooperador, en función de la dolencia que aqueja al paciente hace una ponderación, estima un plazo de la visita del médico que lo hace con un móvil de la secretaría de salud. Así se evita ir a la guardia, que es un trastorno, esto implica un cambio sistémico y cultural para toda la sociedad. Por un lado, el paciente se evita movilizarse, ir a la guardia, y según la patología o el cuadro muchas veces la guardia no puede asistir porque no dispone de los recursos, porque no es el momento, lo que fuere. Entonces el radiooperador, que es una persona competente, capacitada, que pondera la situación y le dice: “en dos horas va”. Si es una dolencia estomacal, va el médico, revisa el cuadro e inmediatamente se va el médico y le deja el turno para el día siguiente o la semana siguiente con el gastroenterólogo del hospital, que es lo fundamental.
Locutor: Esto es interesantísimo, pero también trae aparejado otro tema que tiene que ver con la sintomatología. Es decir: una persona puede no darle importancia al síntoma que está teniendo y ser algo más grave también.
Ghi: Por eso es fundamental la evaluación que hace el radiooperador. Esto ya está en marcha, comenzamos en Morón Sur, Castelar Sur, y la idea es extenderlo al conjunto de las localidades de Morón.
Gak: ¿A qué teléfono llama?
Ghi: Al 107. Es el mismo que opera el sistema infantil. Con el mismo horario. Otro dato importante que me parece importante compartir es que duplicamos el nivel de asistencias del SAME. Teníamos 800 asistencias anuales, y estamos en 1800, más del doble. Se incluye el SAME, SAMPI y ya algunas prestaciones del SANDA. Con lo cual creció sustancialmente comparando 2008 con 2009.
Gak: el éxito o el fracaso va a depender en gran parte de cómo se atiende y cómo se coordina. Ahí estaremos vigilando nosotros (risas).
Ghi: Le pido que sí, porque el control mejora la eficiencia del servicio. Anoche terminamos tarde porque estuvimos en la central de emergencias, con el tema de la tormenta, y lo traigo a cuento por esto. La posibilidad de sistematizar, de organizar el conjunto de las prestaciones nos permite ir alcanzando los objetivos propuestos que eran optimizar recursos y minimizar tiempo. Que es fundamental, del SAME, de la policía, de bomberos, de defensa civil.
Locutor: Articulando esto con la próxima pregunta, que tiene que ver con un proyecto de seguridad que ya se ha articulado, y tiene que ver con la colocación de cámaras de video y la unificación del sistema de emergencias a cargo de la Municipalidad. ¿Qué nos podés contar?
Ghi: Primero, una apreciación en general. Ustedes conocen cuál es una nuestra mirada en torno a la seguridad pública y la prevención, no sólo la concebimos desde la mirada punitiva o coercitiva, del poder represivo del estado, sino que tiene que ver con un montón de variables, que significan construir una sociedad integrada, con igualdad de oportunidades, que garantice el ejercicio de derechos básicos del conjunto. Como marco general. Ahora, en esta tensión del ahora con el mediano plazo, donde uno tiene que articular respuestas para las demandas concretas del día de hoy, pero pensando también congruentemente con la sociedad a la que uno aspira, tenemos que tomar medidas hoy, urgente. En ese marco es que tenemos la central de emergencias, estamos llevando adelante la instalación de un sistema de prevención, de disuasión, a través de videocámaras, que están colocadas alrededor de 45 cámaras por estos días. La intención es llegar a más de 120 o 130 cámaras en los próximos meses. Nosotros, como lo anunciábamos en septiembre del año pasado, vamos a avanzar primero en el área central Morón con el corredor bancario, después nos iremos a un núcleo urbano importante como es Pierrastegui y Baradero en Morón Sur y posteriormente iremos a Haedo, toda el área central comercial también. Son doce cámaras sobre Rivadavia fundamentalmente, que son monitoreadas desde la central, donde todos los efectores (cada componente del sistema de emergencias preparado para dar respuestas) están trabajando articuladamente.
Locutor: Un tema que seguramente a las familias de chicos adolescentes interesará, o a alguien joven, tiene que ver con la privacidad. ¿Quién monitorea esto, personal policial o conjuntamente con personal del Municipio?
Ghi: No, lo monitorea personal de la municipalidad. Son imágenes que se capturan desde la instancia pública, no son tomadas de la esfera privada de ninguna persona.
Locutor: pero qué pasa si hay una escena privada, por ejemplo un beso entre una chica y un chico, dos chicas, o dos chicos, o lo que sea. La pregunta es en cuanto a la privacidad y las libertades individuales.
Gak: La preocupación del Gran Hermano.
Locutor: sería cómo congeniar la seguridad con la privacidad individual.
Ghi: está buena la pregunta. Nosotros adquirimos un software, que a diferencia de otras modalidades de desarrollo que hemos visto en otros distritos de la provincia, nosotros estamos generando capacidad instalada propia. No compramos llave en mano a ninguna empresa, quizás nos lleve un poquito más de tiempo, unos meses, pero todo lo que quede va a ser activo tecnológico, patrimonio de estado local. No se lo lleva nadie cuando se vence el contrato, y tampoco pasa a ser documentación o archivo de un particular. Entonces por un lado eso es bueno, y por otro lado configuramos el sistema predeterminando las imágenes que queremos ver. Este es el software que instalamos, que demandaba una inversión superior al software convencional, que sólo toma y recrea imágenes que ve. Lo que le pedimos al software es que nos muestre en pantalla determinadas conductas, o determinadas situaciones. Pusimos una persona corriendo delante del banco, o un auto estacionado durante determinado tiempo, aparece en pantalla. O un auto pasando un semáforo en rojo, aparece en pantalla.
Gak: ¿se puede hacer eso? Estoy sorprendido.
Ghi: Si, se puede, los invito cuando quieran a venir a la central y verlo. Nosotros tenemos la posibilidad de condicionar imagen de lo que queremos ver. Esto implica un ejercicio de quien monitorea de estar absolutamente atento, pero facilita las cosas. Una cosa es estar viendo durante dos horas, porque mucho más no se puede, cosas intrascendentes, esperando que algo llame la atención, y otra cosa muy distinta es que el sistema mismo te haga ese trabajo de hacer la evaluación y te muestre en pantalla lo que vos, a priori, considerás que puede ser una situación preocupante.
Locutor: Volvemos a las preguntas, porque también tenemos algunas consultas de los vecinos. Yo quería ver dos cosas, el tema del presupuesto participativo, que no es algo tan frecuente, y también retomar el tema de la simplificación para la instalación de empresas para poder generar el mayor desarrollo en la zona.
Ghi: El tema del presupuesto participativo también es uno de los ejes de la gestión. Es el quinto año que lo vamos a llevar adelante, una cosa que me gustaba compartir también, tiene que ver con un proyecto que fue aprobado masivamente en Castelar Sur, que tiene que ver con la constitución de un fondo para microcréditos. Créditos de 2 mil pesos, que van a ser utilizados en su mayoría para reacondicionamiento de las casas. En términos generales, esto se trata de que una porción del presupuesto municipal se somete a consideración de los vecinos. Es una experiencia que estamos llevando adelante, y fuimos fortaleciendo el fondo. Arrancamos con un millón y estamos en 3 millones y medio. Pero implica toda una dimensión cualitativa y otra cuantitativa. La cuantitativa tiene que ver con la cantidad de dinero que se ha triplicado y el desafío es seguir haciéndolo creer. Pero además la variable más cualitativa es la práctica ciudadana de democracia participativa.
Gak: Pero la cifra es pequeña aún.
Ghi: Lo es, Pero todo lo que se debate en las asambleas, que es el momento deliberativo del presupuesto, lo que no se puede llevar adelante, pero es una necesidad, se tiene en cuenta. Pasa a formar parte de la mesa de discusión del gabinete municipal. Entonces si hay una necesidad de un puente en un paso a nivel, que no puede ser consustanciado con el presupuesto participativo porque demanda una inversión superior, eso no es que nosotros lo desestimamos y pasamos a otra cosa. Avanzamos con lo que se puede, pero lo tomamos como preocupación de gestión. Hemos visto también en otros distritos, que han comenzado con el presupuesto participativo con sumas superiores no logran ejecutar el 30 % de eso. Tiene que ver con que exige mucho tiempo de planificación y de evaluación de los proyectos para no poner 15 millones de pesos, y sólo lograr ejecutar el 20 %.
Locutor: vamos pasando a las preguntas de los vecinos. Uno pregunta sobre un plan de construcción de viviendas, plan Pro Casa del año 2000. Y otra que agrego es si existe algún plan para financiar promociones industriales por parte de bancos públicos.
Ghi: la del Pro casa, imagino que debe ser una vecina que se puso en contacto días pasados. Ella había estado anotada en ese plan que es anterior, nos preexiste a nosotros y quedó inconcluso, unas 32 casas. Es uno de los tantos hechos desafortunados de la gestión rouselotistas, y la señora está diciendo si esto no avanza, a ver si se puede incluir en otro plan de viviendas. En estos días, en materia de soluciones habitacionales, lo que estamos haciendo es la urbanización del barrio Carlos Gardel, con 400 casas ya casi terminadas, sobre un total de 500 que tenemos previsto construir. Y hay dos proyectos que están madurando, uno es en la base, de 200 casas en la ex VII Brigada Aérea, que estamos trabajando pero todavía falta un tiempo. Y otro, en Haedo, en tierras donde funcionó Aguas Argentinas hasta hace un tiempo, que fue cedido por el Estado Nacional, que estamos pensando y considerándolo con la comunidad, una iniciativa de viviendas, unas 40 o 50 viviendas junto con un espacio público.
Gak: Una pequeña acotación que a la gente le puede interesar. Con todo lo que ha sucedido con el tema del Banco Central, puede significar que pronto tengamos una línea de créditos hipotecarios a tasas absolutamente aceptables como para avanzar y lograr realmente resolver el tema de la vivienda popular.
Locutor: Ya cerrando la entrevista, el último tema que quería tocar es el de los basurales. Hay un vecino que está preguntando particularmente sobre eso, en la calle Ozanam esquina Paraná, en Morón Sur.
Ghi: Es un microbasural, son basurales que se constituyen a cielo abierto. En su mayoría tienen su génesis en que pasa una persona con un carrito y le ofrece al vecino llevarse las bolsas, las ramas o algún desecho que quedó en la puerta de la casa, por cinco pesos, y lo que hace es llevarlo y tirarlo a la vuelta. Esto, en muchos casos, no en todos, también está alimentado por una conducta desaprensiva de los mismos vecinos de la comunidad, que tiran la basura ahí y se genera esta situación. Obviamente no me desentiendo ni digo que el Municipio nada puede hacer, es responsabilidad del Municipio que esa esquina quede limpia en el menor tiempo posible y en eso estamos trabajando. En lo que estamos trabajando, además de ver la frecuencia con la que nos llevamos los basurales, es un nuevo paradigma en cuanto a la vinculación del ciudadano con su basura y por eso estamos llevando adelante esta práctica de la separación en origen y la experiencia del reciclado que está arrancando en Morón y en un barrio de Castelar.
Locutor: agradecemos muchísimo la presencia del Intendente.
Ghi: Me sentí muy cómodo, me llevo las consultas de los vecinos.

Extraída del Sitio web de la Defensoría del Pueblo de Morón
http://www.defensoriamoron.gov.ar/

2 comentarios

  1. Anónimo  

    Muy buena la nota!
    Suerte Lucas en esta etapa.
    Julieta de Haedo centro.

  2. Anónimo  

    si llega a leer esto le pido que se ocupe un pco mas de moron sur!!!!mas asfaltos y iluminacion cortar pastizales y mas participacion de la policia en el barrio zona sur.muchos baldios!!no hay veredas!!

Publicar un comentario